21 de maig de 2015

EL BABY SHOWER DE FRIDA

Hace un par de meses celebramos el baby shower de mi sobrina Frida. Con Alexandra, la mayor, ya hicimos uno y la peque no podía ser menos.
Esta vez fue en casa de la pareja protagonista, así que pudimos disfrutar del maravilloso jardín. Como la última vez éste también fue un baby shower mixto, para que nadie se quedase sin disfrutar de la fiesta.


La imagen la diseñó mi hermana. Como la fecha que escogieron coincidía con los cumpleaños de la pareja decidieron aprovechar la fiesta. Así que la idea que tuvo Moontsesteban fue que la imagen fueran unas muñequitas rusas, ya que dentro de una, viene otra.

Como los colores del diseño son granate o rojo, negro y blanco, decidimos que todo tuviese esa gama de color, desde la decoración a los ingredientes que formasen parte de la merienda. Y para acabar de darle el toque hicimos unos pinchos con la imagen de las muñecas rusas para decorar en la comida.


Los más peques tenían una zona de juego fantástica con globos y todos los juguetes de Alexandra, la hermana mayor, para que no se aburriesen en toda la tarde.

Y a pesar de que normalmente en los baby shower se hacen juegos nosotros decidimos que con comer y charlar teníamos suficiente.

Lo único que sí que les pedíamos a todos es que le dejasen un deseo escrito a Frida. Para ello dejamos una mesa preparada en el jardín con los papeles diseñados para que escribieran sus mejores deseos y unas pinzas de madera para que los colgasen en las cuerdas que habíamos preparado para ello.


A cambio y por habernos alegrado con su visita hicimos estos favors para que se llevasen de recuerdo. Unas chulísimas macetas pintadas a mano con aloe vera del jardín de los anfitriones. ¡Más personal imposible!


Como colofón de la fiesta salió el pastel. Lo hice yo misma, tenía que decirlo. Quería que se representaran las rallas y las flores de los estampados de las muñecas rusas. En blanco, negro y rojo, o una versión de ellos, vainilla, chocolate y flores frescas.


Es una pena no tener más fotos, pero eso es lo que pasa cuando todos y nadie se encargan de la cámara. Me hubiese gustado enseñar más detalles.

Espero que os haya gustado. Para mí estas pequeñas fiestas son una gran ilusión, porque aunque sean pequeñas y de bajo presupuesto, disfruto como una niña organizándolas y diseñándolas.

1 comentari: