21 de novembre de 2014

CORONA DE ADVIENTO

La corona de adviento es una tradición cristiana que ya muchos han perdido. En casa desde hace un par de años me gusta crear una para prepararme para la Navidad. A pesar de que conozco la tradición, ya que estudié en un colegio de monjas, no la sigo por eso, sino porque simplemente me parece una forma bonita de esperar la llegada de una de mis épocas favoritas del año.

Simboliza el transcurso de las cuatro semanas anteriores a Navidad, por ello está compuesta por cuatro velas que se encienden los domingos de cada una de esas semanas. Tradicionalmente se dice que las velas representan el sol, la luz del mundo o la persistencia de la vida. Los colores clásicos para éstas son el morado (color de sacerdotes) el blanco (pureza) y el rosado, a medio camino entre los dos anteriores.

La corona, que suele ser de pino o abeto, figura el ciclo de la vida y el paso de las cuatro estaciones a lo largo del año. Las hojas que lo forman son las de estos árboles porque son perennes y eso implica la continuidad de la vida.

Dicen que esta tradición ya existía y que el cristianismo la acogió para metamorfosearla y usarla en su religión.

A veces también se coloca una quinta vela que se enciende el día de Navidad.

Pero como siempre, las tradiciones cambian y se transforman, y actualmente se pueden ver gran cantidad de coronas de adviento muy diferentes. Por si os animáis, la semana que viene os enseñaré la que adornará mi casa durante este mes previo a la Navidad.


Fotografía vía Pinterest

2 comentaris:

  1. Me encanta que ya se esta comenzando a ver todo lo de navidad. Besos!

    conrdereymara.blogspot.com

    ResponElimina
    Respostes
    1. A mí es que me da el venazo navideño muy pronto hahaha pero para el blog ya va bien porque hay que hacerlo prontito para que la gente lo vea :)

      Elimina