25 de novembre de 2014

LA HISTORIA DEL TIÓ DE NADAL

Siempre he sido de las que no tiene ningún problema en aceptar las tradiciones extranjeras, pero sin duda las que más me gustan son las que más cerca me quedan. Hoy quiero contaros la historia del Tió de Nadal, una tradición catalana que creo que debería conocerse más. Si sabemos y aceptamos lo que se hace en América, ¿por qué no vamos a entender lo que se hace en nuestro mismo país?

El Tió de Nadal se remonta a la mitología catalana y se celebra en Cataluña, Aragón y Occitania. La tradición consiste en recoger un tronco, que viene del bosque, y que es mágico. Actualmente tienen ojos y una boca sonriente, un par o cuatro patas y una barretina. A cada familia le llega a casa de una forma distinta, a algunos les pica al timbre, a otros los sorprende un día ya dentro de casa, a otros se los trae l'Oncle Buscall (un personaje relativamente nuevo que lleva el Tió a las casas de los niños), etc. Suele llegar sobre el puente de la Purísima y hasta el día de Navidad, que generalmente es cuando se caga, se le tapa con una manta y se le alimenta a base de verduras, frutas y huevos crudos.

El día 24 de diciembre por la noche, algunos lo hacen el 25, se caga el Tió. Los niños van a otra habitación, antiguamente a rezar, ahora se lleva más cantar unas canciones Navideñas o jugar un poco mientras esperan. Cuando los niños terminan van dónde esté el Tió y le dan golpes con un bastón mientras cantan una canción típica.

Suele cagar regalos pequeños como gominolas, chocolatinas, figuritas... porque los regalos grandes los traen los Reyes Magos, como todos sabemos. Cuando acaba de cagar suele dar carbón o sardinas saladas (eso también depende de la familia) así avisa de que ya no habrá más regalos hasta el año siguiente.

En mi casa tenemos un Tió que debe tener ya unos 30 años y sigue tan sonriente como el primer día. Ha dado regalos a mis hermanas, a mí, a mis primos y ahora también a mi sobrina ¡y lo que te rondaré morena!

Es una tradición sencilla, antiguamente era un tronco que se sacaba de la chimenea y que calentaba a la familia y poco más. Ahora es todo un espectáculo porque para mí las caras de los peques al ver tanta magia ¡no tiene precio!

Fotografía vía Pinterest

"Caga tió
ametlles i torró
no caguis arengades

que són massa salades

caga torrons

que són més bons
Caga tió'
ametlles i torró
si no vols cagar
et donaré un cop de bastó
Caga tió!"

6 comentaris:

  1. No conocía esta tradición,pero me ha gustado muchísimo!Muchas gracias por compartira con nostr@s guapa!Mil besazos!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Es que es catalana, pero creo que si sabemos de las tradiciones americanas por qué no saber esta también ^.^ Gracias a ti por el comentario guapa! :)

      Elimina
  2. Esta es la explicación de la tradición, pero faltaría la parte histórica. Por qué? La noche del 24 de diciembre, entre la cena y la misa del gallo (a medianoche) hacía falta mantener a los niños despiertos para poder ir a misa toda la familia. El tió, tronc o soca aseguraba suficiente excitación a los pequeños para que no se durmiesen mientras llegaba la hora indicada.

    Te felicito por difundir una tradición preciosa que a nosotros nos encanta!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Vaya Maria muchas gracias! Esa parte no la sabía. Cuando me puse con los posts de Navidad pensé que sería bueno hablar del Tió. Siempre estamos adaptando tradiciones extranjeras y no vemos lo que tenemos delante! Y la verdad es que acerté, no solo la difundo si no que gracias a tí he aprendido un poquito más :D
      Un beso!

      Elimina